TV SANPEDRO LE DESEA A TODA LA COMUNIDAD SAMPEDREÑA UNA FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2009
 



Añadir luz alivia los problemas conductuales de la demencia

HealthDay News (por Amanda Gardner)
viernes, 13 de junio de 2008
Un estudio encontró que arreglaba los ritmos circadianos y ayudaba con la depresión y la agitación en los adultos mayores.

Algunos ajustes relativamente sencillos en la iluminación podrían aliviar algunos de los problemas conductuales asociados a la demencia, sugiere una investigación reciente.
El uso de melatonina, una hormona que parece tener que ver en el ciclo de sueño y vigilia, también ayudaba a los pacientes a dormir mejor de noche.

Ambas estrategias podrían mejorar sustancialmente la calidad de vida tanto de los pacientes como de los cuidadores, afirmaron los autores de un estudio que aparece en la edición del 11 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

"Los residentes mayores de centros de cuidados en grupo deben preferiblemente habitar en un ambiente más iluminado", afirmó el autor principal del estudio, Eus J.W. Van Someren, del Instituto de neurociencia de los Países Bajos en Ámsterdam. "Esto tiene un gran impacto sobre su calidad de vida. Los efectos favorables no se limitan a la cognición, sino que también incluyen potentes efectos sobre el estado de ánimo y las limitaciones funcionales en las actividades de la vida cotidiana".

Los beneficios podrían incluso sobrepasar los de los inhibidores de la colinesterasa como Aricept, que se recetan comúnmente para limitar el declive cognitivo en los pacientes de Alzheimer, afirmaron los autores.

Los individuos que tienen demencia no sólo experimentan problemas de memoria y de otros tipos con la cognición, sino que frecuentemente terminan con trastornos del estado de ánimo, la conducta, el sueño y funcionales.

Un estudio reciente encontró que los medicamentos antipsicóticos con frecuencia recetados para problemas conductuales como la agresión y la agitación pueden aumentar el riesgo de hospitalización e incluso de muerte. Desafortunadamente, las alternativas para esos fármacos son limitadas.

Aún así, ha habido cierta evidencia de que los trastornos de los ritmos circadiano y los ciclos de sueño y vigilia podrían tener que ver en los pacientes de demencia, y que intervenciones dirigidas a tales procesos podrían proveer alivio.

"En el Alzheimer avanzado, el ritmo circadiano se vuelve asincrónico", explicó el Dr. Christopher C. Colenda, decano Jean y Thomas McMullin de medicina en el Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M. "La patología del Alzheimer comienza a afectar áreas del cerebro que se relacionan con el ciclo normal de sueño y vigilia. Uno de los modificadores más potentes del ciclo de sueño y vigilia es la luz brillante".

Colenda ha publicado estudios a más corto plazo que encontraron que administrar luz brillante de espectro completo a los pacientes de Alzheimer mostraba cierta evidencia de normalizar el ciclo de día y noche.

En el estudio participaron 189 residentes de doce centros de atención en grupo en los Países Bajos, 87 por ciento de los cuales sufrían demencia. La edad promedio era de 86 años.

Los participantes fueron asignados al azar (por centro) para recibir tratamiento diario a largo plazo con luz brillante o tenue y (por participantes) para recibir 2.5 miligramos de melatonina en la noche o un placebo por hasta 3.5 años.

La mitad de los centros participantes colocaron luces brillantes en el techo que se encendían más o menos de 9 a.m. a 6 p.m. todos los días.

La luz brillante redujo los déficits cognitivos en 5 por ciento, redujo los síntomas de depresión en 19 por ciento, y redujo el aumento gradual en las limitaciones funcionales en 53 por ciento, en relación con el grupo de luz tenue.

Los resultados con la melatonina fueron mixtos. Aunque (en combinación con la luz brillante) redujo el tiempo que conllevaba quedarse dormido en 19 por ciento, aumentó la duración promedio de sueño ininterrumpido en 25 por ciento, y disminuyó la conducta agitada en 9 por ciento, la melatonina no tuvo efecto sobre los síntomas de depresión y, de hecho, aumentó la conducta retraída, según los cuidadores.

Los autores especularon que la dosis de melatonina fue demasiado alta y que se debe considerar una dosis más baja.

"El ciclo de sueño y su desregulación son contribuyentes importantes a los problemas conductuales en los pacientes de Alzheimer, sobre todo en las etapas avanzadas de la enfermedad, de manera que si una intervención ambiental como la luz puede ayudar, sería muy bueno", apuntó Colenda.

"Lo interesante es que aunque el cerebro está enfermo en Alzheimer, sigue teniendo cierta plasticidad para la intervención que podría ayudar a promover una mejor calidad de vida para pacientes y familias", añadió.


TV SANPEDRO JOJOJO...
* * *
* *
* *
* *

* *
* *
* *
* *
* *
* *
* *
*

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=